‘La ciudad bonita’ o la ‘ciudad de los parques’, así es conocida Bucaramanga en toda Colombia. Pero para un santandereano esto no es suficiente, pues al margen de las denominaciones por las que es conocida, no dudan en añadir otra categoría, una que solo es posible afirmar por quienes pisen y vivan en tierra santandereana: ¡es la mejor ciudad para vivir de Colombia! 

 

No en vano, Bucaramanga ha sido declarada en varias oportunidades por el Banco Mundial, como la ciudad más próspera de América Latina, según su estudio ‘Competitive Cities for Jobs and Growth: What, Who, and How’ (Ciudades Competitivas para estudios y crecimientos).

 

Este reconocimiento se da porque la brecha entre ricos y pobres no es tan evidente como en otros lugares del territorio nacional, un atributo que incluso hace despuntar a Bucaramanga como un “buen vividero”, frente a grandes ciudades como Bogotá y Medellín, en donde la diferencia de clases o de estratos es bastante marcada.

 

De hecho, en los barrios populares de la capital santandereana viven personas con comodidades, en su mayoría comerciantes que se niegan a irse por arraigo a sus costumbres o por tradición. 

 

En términos estadísticos, justamente la más reciente encuesta de percepción sobre la calidad de vida realizada por la Red de Ciudades Cómo Vamos (RCCV), reveló que Bucaramanga ocupa este 2020 el quinto puesto como uno de los mejores vivideros del país. Vale destacar, que por segundo año consecutivo, esta urbe, ubicada en el oriente de Colombia, figura en el top 5 de este listado.

 

Desde la isla del encanto hasta Bucaramanga

 

Junto a ese atributo de ciudad con proyección de equidad social, el factor costo y calidad de vida en la capital santandereana es otra razón que gusta, sobre todo a extranjeros. Así lo ratifica Michael Canzoneri, actualmente Co-Fundador/CEO de Cecropia.

 

Originario de Chicago (EE.UU), Michael y sus socios fundadores de Cecropia, vieron en Bucaramanga esas similitudes que lo enamoraron de San José, la capital de Costa Rica, lugar que desde hace años es su hogar y de la que destaca su naturaleza, característica que siempre toma en cada país que visita.

 

Así como los costarricense, a este empresario, le encantó de Bucaramanga lo educada de su gente, esa calidez propia de países tropicales, el buen clima, la existencia de una clase media trabajadora, los bajos índices de criminalidad, el asentamiento de buenas universidades, la buena movilidad, y ese bajo costo de la vida que hace distinguible a Bucaramanga frente a grandes ciudades del territorio nacional. A la par de todo lo enumerado, Bucaramanga es la mejor alternativa no solo para quienes buscan la independencia económica sino también para quienes desean construir su proyecto familiar.  

 

Bucaramanga, la elegida de Latinoamérica

Fue 2017 cuando entonces Canzoneri y su equipo, guiado por su intuición y percepción, decidieron hacer un estudio de la economía en la ciudad y la respuesta era lo que imaginaban: Bucaramanga era su apuesta en Colombia y en Latinoamérica para crecer y expandirse, gracias a su trabajo consolidado en ser plaza ideal para el emprendimiento dentro y fuera de la nación. Lo que sin duda la posiciona como una ciudad estable y próspera para sus habitantes e inversionistas.

 

Desde entonces la capital santandereana fue la elegida como sede de su empresa en Colombia, una apuesta que de paso le resultaba ideal, debido a que Colombia está muy cerca de la zona horaria de Estados Unidos y de la Isla del encanto, su lugar de residencia, Costa Rica.

 

Para este norteamericano otra razón de peso es la zona franca, espacio estratégico de la geografía local y de la que destaca grandes cualidades que invitan a la inversión extranjera. Esta zona precisamente ha consolidado a la capital santandereana como epicentro de desarrollo empresarial para el país y ejemplo de grandes emprendimientos, lo que en consecuencia contribuye a la economía de la región.

 

Un semillero de talento local para el mundo.

Son ya tres años los que suma Cecropia en Colombia, operando bajo la visión de proveer soluciones de software, a la medida, para diversidad de empresas pequeñas y medianas, nacional e internacionalmente. 

 

Si de algo puede sentirse orgullosa Cecropia, es de contribuir a frenar la fuga de talento local, pues los profesionales en áreas Informática y Desarrollo encuentran en Cecropia un entorno diseñado para prosperar y trabajar con tecnología de avanzada, sin necesidad de migrar a las grandes urbes persiguiendo el ideal de proyección internacional, pues en Cecropia hay una práctica continua del idioma inglés, al tener contacto con clientes de habla inglesa. 

 

Todo lo dicho, a la par de una filosofía organizacional donde prima el buen clima laboral, muy profesional, cálido, de relaciones horizontales y una comunicación totalmente abierta, donde el equilibrio entre la vida personal y laboral es muy importante. 

 

Pero las razones para enamorarse de Bucaramanga no se agotan y por eso vale la pena mencionar esas otras maravillas de la ciudad que tanto nos gustan:

 

Si hay un color por el cual identificar a ‘Bucara’, es el verde. Sus numerosos parques, llenos de color y todos frondosos que hacen sentir a sus habitantes que pertenecen a uno de los departamentos que es pulmón natural de Colombia, la convierten en un sitio encantador para respirar aire puro, oxigenarse, eliminar el estrés y dejarse perder en el verdor de sus paisajes. 

 

¡Ni hablar de su propuesta gastronómica!, es de las más ricas y asequibles de Colombia. El delicioso tamal santandereano, sus irresistibles hamburguesas con carnes coronadas en sabor con  tártara y piña, la tentadora arepa santandereana, el deliciosos caldo de huevo, junto a la explosiva gama de sabores que humean al cucharear el mute y la jugosa carne oreada, la pepitoria y el cabrito; hacen de Bucaramanga un paraje fijo para degustar su variada y gustosa comida. 

 

Otro de los atractivos de Bucaramanga es su clima. Durante el transcurso del año, la temperatura, por lo general, puede variar de 20 °C a 27 °C y rara vez baja a menos de 18 °C o sube a más de 30 °C. Lo que sin duda, hacen de Bucaramanga un sitio ideal para estar con ropa cómoda, hacer actividades al aire libre, planes de piscina. ¿Lo mejor?, si se aburren de los días calurosos, los bumangueses tienen la posibilidad de pasar del calor al frío con solo subir a la Mesa de los Santos o al Picacho, un trayecto que no les demora más de una hora.

 

Y si de su gente hablamos sin duda debemos destacar su cordialidad. Puede que al principio su tono y acento los haga pensar que están regañando o peleando, pero solo es un tema de su idiosincrasia, pues en general, el santandereano es un excelente anfitrión, le gusta mostrarse servicial y cercano.

 

Bucaramanga también destaca por su potencia en el sector educativo. Sus colegios, por lo general, suelen liderar con los mejores puntajes a nivel nacional en las pruebas ICFES. La ciudad cuenta con grandes universidades de prestigio, esto atrae a jóvenes colombianos de diferentes rincones del país, que viajan para continuar su formación profesional en estas grandes casas de estudio superior con gran prestancia.

  Motivo de orgullo

La Foscal Internacional y el Hospital Internacional, son dos grandes referentes del país en el sector salud que dan la cara de la ‘ciudad bonita’, como un sitio a la vanguardia de las necesidades médicas y tecnológicas. Innumerables pacientes del país y del mundo acuden a estos recintos hospitalarios para tomar sus tratamientos.

Bucaramanga está llena de aventura

Sus restaurantes y la facilidad de visitar distintos pueblos cercanos cada fin de semana hacen de la ciudad un sitio ideal para hacer planes vacacionales en familia, de esparcimiento en pareja o turismo.

 

La capital santandereana es conocida también por ser un sitio de encuentro para los aficionados de la aventura y adrenalina, pues en los diferentes municipios cercanos a la ciudad, se pueden hacer deportes extremos que van: desde espeleología (en la Cueva de la Vaca en Curití o en Cueva del Nitro, Zapatoca); Bungee Jumping (San Gil); Cable Bungee (a 2 km de San Gil por la vía a Charalá); parapente (en el imponente cañón del Chicamocha); canotaje (en el río Fonce) y  rafting (en el río Suárez); o hasta escalada en roca (en la Mesa de los Santos).

 

Y si se desea vivir un plan aventurero con la familia, una opción es hacer Trekking en Pinchote, una experiencia que combina distintas actividades extremas tales como planchas fijas, escalera de vértigo, telaraña, salto de tarzán y puentes colgantes.

 

Cecropia eligió a la ‘ciudad bonita’ como su segunda sede después de Costa Rica, porque es difícil no caer en los encantos de una ciudad con tanto bienestar para dar a sus habitantes y que al mismo tiempo combine esa pujanza inspiradora de su gente, una pujanza, o quizás deberíamos decir, “berraquera”, de la que son fanáticos.

October 1, 2020